Daniel Avellaneda

Daniel Avellaneda

25/10/2021 14:37

Actualizado al 25/10/2021 21:40

Quizá sea el momento de hablar de la Máquina. Aunque la referencia no tiene que ver con aquel equipo histórico que dominó la década del cuarenta de la mano de una delantera inolvidable que salía de memoria (Loustau, Moreno, Pedernera, Labruna y Muñoz). Se trata de este River de Marcelo Gallardo que no para de ganar y aplasta a sus rivales. Ante Argentinos consiguió su octava victoria consecutiva, sacó 35 de los últimos 39 en juego y su nivel es superlativo. Está cada vez más lejos de sus perseguidores (9 arriba de Talleres, 11 de Lanús y Vélez, 12 de Boca) y más cerca del título, el único pagaré que tiene pendiente el laureado entrenador en el fútbol local.

No hay secreto para explicar este fenómeno de River. Está en el banco, a simple vista. Capaz de reinventarse permanentemente, de asumir desafíos tácticos, logró que Enzo Pérez, el jugador neurálgico, no brillara por su ausencia. No cambió el esquema que había utilizado hace una semana contra San Lorenzo y en la emergencia por la ausencia del caudillo, eligió a Bruno Zuculini como salida. Con una diferencia sustancial respecto al mendocino, que no pudo ser de la partida por acumulación de amarillas: jugó hacia los costados, consciente de que no tiene un pase agresivo.

Zuculini tomaba la pelota y tenía a la derecha a Enzo Fernández y a la izquierda a Agustín Palavecino. Benjamín Rollheiser y Santiago Simón partían detrás de Julián Alvarez, explosivo, pero ninguno con posiciones fijas. Y en este contexto, River manejó el partido a su antojo. Con un alto porcentaje de tenencia (65%) reduciendo a la mínima expresión a un rival que está segundo en la tabla de la posesión, aquella que no entrega ningún premio, pero marca un estilo.

El goleador menos pensado: Zuculini le rompió el arco a Lanzillotta.
Foto German Garccia Adrasti

El goleador menos pensado: Zuculini le rompió el arco a Lanzillotta.
Foto German Garccia Adrasti

Y también consiguió el Muñeco hacer de Palavecino un volante completo. Tuvo paciencia cuando al joven de 24 años criado futbolísticamente en Platense y con pasado en Deportivo Cali le costaba la adaptación. Le ganó el puesto a Jorge Carrascal y se corporizó en un hombre clave. Quedó claro en las jugadas que precedieron al segundo y tercer gol. Los caminos se abrieron gracias a su calidad.

Argentinos, a excepción de los últimos cinco minutos de la primera etapa, no pudo juntar pases. Entonces, pudo explotar por afuera con Elías Gómez, desbordando y tratando de encontrar a Gabriel Avalos en el corazón del área de Franco Armani. Una sola vez ganó el paraguayo y cruzó justo Héctor David Martínez. En los centrales de River también está la fórmula del éxito. Sos sólido de arriba, pero tienen mucha ductilidad en el manejo de la pelota. Si no fluyen los volantes, salen desde el fondo con categoría, especialmente, Paulo Díaz.

A River, de todos modos, le costó conseguir la ventaja. Porque Argentinos corría atrás de la pelota que circulaba de un lado a otro entre las suelas de los futbolistas de banda roja, pero ocupaba bien los espacios. Bajo esta coyuntura, el tiro de media distancia fue una gran herramienta. Probaron Rollheiser, Julián Alvarez y Palavecino. Uno lo atajó Federico Lanzillotta. Los otros se perdieron apenas desviados. Hasta que Zuculini remató desde 35 metros tras un rechazo de Kevin Mac Allister, la pelota pegó en el travesaño y se clavó adentro. El línea José Castelli corrió hasta la mitad de la cancha marcando el gol. Por las dudas, Alvarez capturó el rebote y aseguró. Señal de concentración y de que no hay ningún detalle librado al azar.

El primer tiempo terminó con un zapatazo de Enzo Fernández que se estrelló en el ángulo y Argentinos desahuciado. Gabriel Milito movió el banco con la esperanza de encontrar en Jonathan Gómez ese futbolista capaz de generar el volumen de juego que le había faltado con Enzo Kalinski. Y lo sacó a Pablo Minissale, amonestado por una dura infracción sobre Alvarez.

River fue una máquina y el Monumental vivió clima de campeón

El equipo de Gallardo goleó a Argentinos con momentos de alto vuelo. Mirá el resumen y los goles.

Los planes se desarmaron porque en dos minutos River liquidó el partido, ya con Braian Romero por Rollheiser en la cancha. Frotó la lámpara Palavecino. Dos veces y con pases profundos. Primero, para dejar a Romero cara a cara con Lanzillotta. El ex goleador de Defensa y Justicia asistió a Alvarez. Después, para hacer lo propio con el Golden Boy, quien le devolvió las gentilezas a su compañero.

Le sobró media hora al partido. Sólo esperar el cuarto gol que no llegó porque Carrascal tuvo egoísmo y eligió patear encima del cuerpo de Lanzillotta cuando Romero estaba a solo para recibir. Gallardo hasta se dio el gusto de incluir en la cancha a Leonardo Ponzio, el ídolo de 39 años. Quedan 7 fechas, pero el campeonato parece definido. Esto también es un mérito del increíble River.

');
$("#activateComments").trigger('refreshPlugin');
}

$(document).on("wa.login", function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$("div.comment-buttons").show();
$(".habilito_comentar").show();

} else {
$("div.comment-buttons").hide();
$(".habilito_comentar").hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(document).on("wa.logout", function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$("div.comment-buttons").show();
$(".habilito_comentar").show();

} else {
$("div.comment-buttons").hide();
$(".habilito_comentar").hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(window).scroll(function() {
var divEntry = $(".content-top-right");
var bottom = $(window).height() – divEntry.height();
bottom = divEntry.offset().top – bottom;
if ($(window).scrollTop() > bottom) {
$("#containerID-comments-pase").attr('style','width: 100%;clear: both');
}
})

const box1 = document.querySelector(".head-comments");

const observer1 = new IntersectionObserver(
(entries, observer) => {
entries.forEach((entry) => {
if (entry.isIntersecting && !acum) {
acum++
loadComments()
}
});
},
{
rootMargin: "900px"
}
);

observer1.observe(box1);

const getCommentCount = () =>{
$.ajax({
type: 'GET',
dataType: 'json',
contentType: "application/json; charset=utf-8",
url: "https://livecomments.viafoura.co/v4/livecomments/00000000-0000-4000-8000-82628f44cd3d/contentcontainer/id?container_id=AxF_Rld65",
success: function (result) {
console.log('Consumiendo api viafoura…');
resComment = result.total_visible_content;
$(".numb_comment.top").html(resComment);
},
error: function (error) {
console.log('Error al consumir api viafoura');
$.get( "/viafoura/AxF_Rld65", function( data ) {
if(data == ""){
$(".numb_comment.top").addClass("viafoura-observer")
$(".numb_comment.top").html("");
const box2 = document.querySelector(".numb_comment.top");
bserver1.observe(box2);
}else{
$(".numb_comment.top").html(data);
}
});
}

});
}

getCommentCount()

let acum = 0

const loadScript = src => {
return new Promise((resolve, reject) => {
const script = document.createElement('script')
script.type = 'text/javascript'
script.defer = true;
script.onload = resolve
script.onerror = reject
script.src = src
document.head.append(script)
})
}

const loadComments = () => {
loadScript('//cdn.viafoura.net/vf-v2.js')
.then( async () => {
console.log('CARGO VIAFOURA')

let token = $.cookie(_wa_conf.cookiesPrefix +"__token_auth0");

if(token){
await window.vf.session.login.cookie(token);
}

window.vf.$prepublish((channel, event, …args) => {
console.log(channel, event)
if(channel === 'comments' && event === 'read' && !$( ".vf-comments-count" ).length > 0){
$(".numb_comment").html("0")
}
if (channel === 'authentication' && event === 'required') {
return false;
}
else if (channel === 'commenting' && event === 'loaded' || channel === 'comments' && event === 'read') {
// console.log(sasSiteHelper.getKwPw(), $.cookie("__WASID"))

$('.vf-content-editor-input').attr('placeholder','Sumá tu opinión y dejá tu comentario')
$('.vf-load-more__button .vf-loader-button__content').text('Cargar mas comentarios')

$(".vf-editor-area").click(function(){
$('.vf-content-editor-actions__submit .vf-loader-button__content').text('Comentar')
});
$(".vf-content-actions__reply").click(function(){
$('.content-focus-container__footer .vf-loader-button__content').text('Comentar')
});

if(sasSiteHelper.getKwPw() != 2){
$( ".vf-post-form__new-content" ).hide();
}
else{
$( ".vf-post-form__new-content" ).show();
}

if($( ".numb_comment.top" ).hasClass("viafoura-observer")){
let count = $( ".numb_comment.top .vf-comments-count" ).text();
let value = 0

if(count.length){
value = count.match(/d+/)[0]
}

console.log("VALUE", value);

$.post("/viafoura/set",{ key: "AxF_Rld65", value: value }, function(result) {
console.log("SET ", result)
});
}

return false;
}
else if(channel === 'tray' && event === 'open-intent'){
$(".vf-front-avatar").removeClass('vf-avatar');
$(".vf-front-avatar").addClass('vf-relative-custom');
return false;
}
else if(channel == 'login' && event == 'success'){
if(sasSiteHelper.getKwPw() != 2){
window.vf.session.logout();
return false;
}
else{
return { channel, event, args };
}
}
else {
return { channel, event, args };
}
});

})
.catch(() => console.error('ERROR CARGANDO VIAFOURA.'))
}