Los deudores, tras ser intimados reiteradamente, ahora deberán afrontar las consecuencias por no estar al día con los créditos de la operatoria individual.

El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) de San Juan empezará a exigir más a sus deudores. Entre varias medidas, se acaban de enviar 15 expedientes de deudores crónicos de la cuota del préstamo individual desde el organismo hacia Fiscalía de Estado, para que active la ejecución de la hipoteca.

«Ya se han hecho varias intimaciones de pago, telefónica y en domicilio para la gente que tomó ese crédito y debe en general más de 12 cuotas. Se esperó el tiempo necesario para que paguen o hagan el plan de pago, en algunos casos ya tenían plan y se les había caído, y hemos continuado con las que no pagaron. Se sacó luego una resolución, dando de baja el crédito y exigiendo que se pongan al día. Hay 15 casos que se enviaron a Fiscalía de Estado para ejecutar la hipoteca, y se va a pedir a Fiscalía que tengan celeridad», resumió este miércoles la subdirectora del IPV, Daniela Cangialosi, en diálogo con Radio Colón.

La funcionaria detalló sobre estos 15 casos que «en estos casos no venían con una buena conducta de pago, la mayoría tiene planes de pago hechos en 2018 y 2019 y fueron varias veces intimados, pero dejaron de pagar».

En el organismo asumen que no se trata de causas de fuerza mayor si no que no hay voluntad de pago. «El crédito es muy bueno para las familias con terreno que quieran construir su casa, cualquier familia lo puede pedir, se actualiza con el coeficiente de variación salarial, tiene requisitos de ingresos mínimos con lo cual asumimos que no están pagando no por no poder sino por una dejadez o restarle importancia al crédito», opinó Cangialosi.

Esta línea que es la denominada Operatoria Individual está orientada a darle solución habitacional a la clase media, y está vigente para personas con terreno. Se dan los montos en 3 cuotas de alrededor de 5 millones de pesos a tasas más bajas que las de mercado, cumpliendo ciertos requisitos como no haber sido adjudicatario de casas financiadas por el Estado. La cifra anual promedio de estos préstamos activos en el IPV ronda los 300.

OP: Mariana Gómez