Maximiliano Uria

Maximiliano Uria

10/06/2021 7:01

Actualizado al 10/06/2021 7:01

En la doble jornada de Eliminatorias Sudamericanas, contra Chile y Colombia, la Selección Argentina se quedó a mitad de camino: no terminó de jugar ni bien ni mal y sumó menos puntos de los que mereció. Hay cuestiones positivas y otras por ajustar, claro. Pero una sensación empieza a asomar y puede ser peligrosa: el equipo, en tanto idea y titulares definidos, no logra afianzarse y el tiempo de pruebas masivas continúa, cuando se presume que debería ser una cuestión del pasado. En ese contexto, la Copa América que comienza el domingo puede funcionar como el torneo de la consolidación definitiva del trabajo de Lionel Scaloni y su cuerpo técnico.

Scaloni ya no es más un entrenador novato en búsqueda de una idea y un plantel. Pasaron 942 días (y 27 partidos) desde que Claudio Tapia avisó que el nacido en Pujato se haría cargo de la Selección, el 2 de agosto de 2018. Del interinato se pasó a la ratificación y con las pruebas constantes se consiguió la ansiada renovación. El paso siguiente es el que más le está costando al DT. La impresión es que el equipo no puede superar la etapa de los múltiples ensayos y el Mundial de Qatar 2022 cada vez está más grande en el horizonte.

En las últimas entrevistas que brindó, Scaloni afirmó que el plantel que conformó se acomoda mejor a la idea del fútbol de posesión. Sin embargo, en el duelo frente a Chile en Santiago del Estero optó por un 4-4-2 con dos jugadores verticales por las bandas, como Di María y Ocampos. Algo más: no intentó acoplar a la mitad de la cancha a los laterales (Foyth y Tagliafico) para lograr superioridades que ayuden a la circulación del balón. En cambio, contra Colombia en Barranquilla sí se observó un equipo más paciente con la incorporación de Lo Celso como interior, más dos laterales (Montiel y Acuña) con marcada vocación ofensiva.

Messi es el líder de la Selección. (AP)

Messi es el líder de la Selección. (AP)

La modificaciones de dibujos tácticos no se presentan como una cuestión negativa en tanto la idea esté clara y firme. Ahí es donde debe profundizar el DT para no caer en la confusión. Se percibe que Scaloni es un entrenador al que le gusta cambiar de acuerdo al rival. Puede que esa sea una de las piedras fundacionales de su filosofía. Pero se insiste: lo que no debe entrar en duda es el Norte.

No existe la base del equipo, más allá de que pronto se cumplirán los 3 años de trabajo. O más exacto: existe la base por la mitad. Y es que Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Lionel Messi y Lautaro Martínez conforman el eje central del mediocampo y el ataque. El resto es un gran acertijo.

Quienes están en el día a día de la Selección remarcan que Franco Armani es el arquero titular de Scaloni. El jugador de River sigue dando positivo en los hisopados y por eso no atajó. Irrumpió Emiliano Martínez, de gran año en Inglaterra, y tuvo una buena actuación contra Colombia. Nadie sabe qué pasará en lo inmediato. El técnico ha declarado en más de una oportunidad que su arquero es Armani y que no ha hecho nada malo como para perder la titularidad.

Martínez, Romero, Paredes y Nico González parecen números puesto en la Selección. (AFP)

Martínez, Romero, Paredes y Nico González parecen números puesto en la Selección. (AFP)

En la línea defensiva se presentan la mayoría de las dudas. Nicolás Otamendi es el más titular de todos, más allá de que su presente no es el ideal. La de Lucas Martínez Quarta fue una aparición celebrada, pero pasó de titular contra Chile (salió en el entretiempo) a estar afuera del banco en Colombia. Ahora el que encandiló a todos es Cristian Romero. Por los laterales la pelea está centrada entre Montiel y Foyth, por derecha, y Acuña y Tagliafico, por izquierda. Pero lo que debe definir antes Scaloni es que clase de laterales quiere para su idea.

A Lucas Ocampos le pasó algo similar que a Martínez Quarta: fue de titular a marginado. Angel Di María, en tanto, dejó de estar borrado a titular. Lo Celso no termina de ratificar lo mucho que promete y a Palacios lo persiguen las lesiones. Lo que se mantiene inalterable es el tándem Paredes-De Paul. La dupla puede gustar más o menos, pero ahí existe una idea y el entrenador la respalda.

Y dentro de las varias cuestiones positivas que viene regalando el ciclo de Scaloni, la de Lionel Messi es la más destacable. El DT logró que el rosarino se comprometa con un grupo nuevo y consiguió que asuma con naturalidad su rol de líder. Se lo percibe contento a La Pulga. Resta que juegue más cerca del arco, que deje de ser enganche permanente para que alterne con el traje de goleador letal.

Mirá también


Un fuerte y clásico sponsor decidió no aparecer en los estadios brasileños durante la Copa América

Un fuerte y clásico sponsor decidió no aparecer en los estadios brasileños durante la Copa América


Oscar Ruggeri explotó en vivo y avisó que si no lo llaman para vacunarse lo hará en el exterior

Oscar Ruggeri explotó en vivo y avisó que si no lo llaman para vacunarse lo hará en el exterior

');
$("#activateComments").trigger('refreshPlugin');
}

$(document).on("wa.login", function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$("div.comment-buttons").show();
$(".habilito_comentar").show();

} else {
$("div.comment-buttons").hide();
$(".habilito_comentar").hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(document).on("wa.logout", function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$("div.comment-buttons").show();
$(".habilito_comentar").show();

} else {
$("div.comment-buttons").hide();
$(".habilito_comentar").hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(window).scroll(function() {
var divEntry = $(".content-top-right");
var bottom = $(window).height() – divEntry.height();
bottom = divEntry.offset().top – bottom;
if ($(window).scrollTop() > bottom) {
$("#containerID-comments-pase").attr('style','width: 100%;clear: both');
}
})

const loadScript = src => {
return new Promise((resolve, reject) => {
const script = document.createElement('script')
script.type = 'text/javascript'
script.defer = true;
script.onload = resolve
script.onerror = reject
script.src = src
document.head.append(script)
})
}

loadScript('//cdn.viafoura.net/vf-v2.js')
.then(() => {
console.log('CARGO VIAFOURA')

window.vf.$prepublish((channel, event, …args) => {
console.log(channel, event)
if(channel === 'comments' && event === 'read' && !$( ".vf-comments-count" ).length > 0){
$(".numb_comment").html("0")
}
if (channel === 'authentication' && event === 'required') {
return false;
}
else if (channel === 'commenting' && event === 'loaded' || channel === 'comments' && event === 'read') {
// console.log("INGRESO EN COMMENTS")
// console.log(sasSiteHelper.getKwPw(), $.cookie("__WASID"))

$('.vf-content-editor-input').attr('placeholder','Sumá tu opinión y dejá tu comentario')
$('.vf-load-more__button .vf-loader-button__content').text('Cargar mas comentarios')

$(".vf-editor-area").click(function(){
$('.vf-content-editor-actions__submit .vf-loader-button__content').text('Comentar')
});
$(".vf-content-actions__reply").click(function(){
$('.content-focus-container__footer .vf-loader-button__content').text('Comentar')
});

if(sasSiteHelper.getKwPw() != 2){
// console.log("ELIMINO")
$( ".vf-post-form__new-content" ).hide();
}
else{
// console.log("NO ELIMINO")
$( ".vf-post-form__new-content" ).show();
}

return false;
}
else if(channel === 'tray' && event === 'open-intent'){
$(".vf-front-avatar").removeClass('vf-avatar');
$(".vf-front-avatar").addClass('vf-relative-custom');
return false;
}
else if(channel == 'login' && event == 'success'){
if(sasSiteHelper.getKwPw() != 2){
window.vf.session.logout();
return false;
}
else{
return { channel, event, args };
}
}
else {
return { channel, event, args };
}
});

})
.catch(() => console.error('ERROR CARGANDO VIAFOURA.'))